Oct
25

¿ALQUILAR O COMPRAR? THAT’S THE QUESTION…

Vivimos en un país de mentalidad conservadora en la que el alquiler de vivienda siempre se ha contemplado como la oportunidad perfecta para “tirar el dinero”. Sin embargo, algo está cambiando…

 

Seguro que una gran mayoría de nuestros padres cuando eran jóvenes, ante el escenario de independizarse del hogar familiar, no se plantearon la opción del alquiler. O, como mucho, lo consideraron pero para un periodo de transición no demasiado largo antes de adquirir su primera vivienda. “Una inversión a largo plazo”, “esta casa con los años se va a revalorizar”, “alquilar es tirar el dinero”, seguro que son frases que no nos resultan ajenas.

La vivienda de alquiler era cosa de “europeos”, esos seres que viven al otro lado de los Pirineos y que parecían disfrutar invirtiendo una parte de su sueldo a cambio de techo y cuatro paredes.

Sin embargo, ¿qué hay de cierto en estas afirmaciones? Desde Casas a Punto vamos a intentar abordar estas cuestiones sacándolas al cuadrilátero: Compra vs Alquiler. ¿Quién ganará?

comprar-o-alquilar

 

Vamos a empezar por la compra de vivienda. Tendremos que tener en cuenta que puede que se trate de la inversión más importante que vamos a realizar a lo largo de nuestra vida y que va a hacer que nuestra economía doméstica se resienta. Factores como la ubicación, el entorno o el tipo de vivienda influirán también en nuestro estilo de vida. Es por ello que no debemos comprar sin realizar un análisis previo.

Entre las ventajas que puede suponer comprar una vivienda podemos señalar:

  • El pago mensual de la hipoteca nos va a obligar a ahorrar todos los meses.
  • Al cabo de un periodo de tiempo (20 ó 30 años) estaremos en posesión de un bien que vale mucho dinero.
  • A partir de éste momento no pagaremos ni cuotas ni alquileres y, llegado el caso, podremos utilizar nuestra vivienda para financiar un gasto importante o incluso nuestra jubilación.

Por otro lado la compra de vivienda conlleva también alguna que otra desventaja que debemos tener en cuenta:

  • Además del precio que tenemos que pagar por la adquisición de nuestra vivienda deberemos añadir otros gastos asociados al proceso de compraventa como pueden ser la notaría, la verificación registral, comisiones de apertura o subrogación, impuestos sobre la constitución de la hipoteca, IVA, etc. A éstos habrá que añadir otros gastos de carácter anual o mensual como pueden ser impuestos, seguros de hogar, comunidad, mantenimiento, etc.
  • Si por causa laboral, familiar, vecinos problemáticos, etc nos viéramos obligados a cambiar de residencia, una vivienda en propiedad nos ata mucho más, no nos permite disponer de ese “cash” o liquidez de una forma inmediata y nos condiciona a los caprichos del mercado inmobiliario.

Una vez expuesto lo anterior quizá la opción del alquiler ya no nos parece tan mala. Vamos a ver si esto es verdad.

Entre las ventajas que el alquiler de vivienda conlleva podemos destacar las siguientes:

  • No supone un gran desembolso económico inicial.
  • Desaparecen los gastos derivados de tener una vivienda en propiedad y que correrán por cuenta del casero como pueden ser seguros de hogar, impuestos, mantenimiento o gastos de comunidad.
  • Libertad absoluta para la movilidad geográfica al no estar condicionados por la venta de la vivienda en la que residimos en aras de obtener la liquidez necesaria para comprar o alquilar otro inmueble en el lugar de destino.
  • Permite vivir en zonas en las que, si tuviéramos que pagar la hipoteca y todos los gastos derivados de ello, serían inaccesibles para nuestra economía.
  • En caso de que nuestra situación económica pudiera variar a peor o a mejor podemos cambiarnos de vivienda en función de nuestro bolsillo.
  • En algunas comunidades autónomas se pueden solicitar ayudas económicas para hacer frente al pago del alquiler e incluso desgravar en la Declaración de la Renta.
  • Puede contemplarse perfectamente como una fase transitoria, que nos dé tiempo para poder abordar en el futuro una posible compra.

Entre las desventajas de alquilar:

  • Es una inversión a fondo perdido no recuperable ni revertible
  • Este tipo de viviendas, por lo general, no están a nuestro gusto o no pueden ser modificadas en función de nuestras necesidades.
  • Estamos a merced del propietario de la vivienda que puede prescindir de nosotros en cualquier momento (previo aviso) si necesitara disponer de su casa.
  • En comparación con otros países de Europa, alquilar una vivienda en España sigue siendo relativamente caro.

Sea cual sea la decisión que tomes no olvides que en Casas a Punto estamos a tu entera disposición y que te acompañamos y asesoramos tanto en la búsqueda de pisos para comprar como para alquilar siempre de la mano de los mejores profesionales.

Carmen Castro - Casas a Punto Bizkaia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carmen Castro de Miguel. Casas a Punto Bizkaia

Más información en: carmen@casasapunto.com

Leave a Reply

*