Oct
04

¿POR QUÉ NO PUEDO VENDER MI CASA? – HOME STAGING CON CARMEN CASTRO

 

¿No puedes vender tu casa? ¿No recibe el número de visitas que esperabas? ¿Las ofertas que recibes son muy bajas? Si es así, el siguiente artículo te interesa.

¿POR QUÉ NO SE PUEDE VENDER MI CASA?

Se disparan las alarmas. Tu casa lleva meses en venta y apenas recibe visitas. Los ánimos decaen y has agotado todos tus recursos… ¿estás seguro? Porque vender una casa es fácil si sabes cómo. Casas a Punto Bizkaia te da las pautas para vender más rápido y al mejor precio.

En un escenario tan complicado para el sector inmobiliario como el que hemos vivido en los últimos años parece que vender o comprar una casa se ha convertido en una tarea apta sólo para los más valientes y dispuestos a sufrir los avatares de un proceso que, en ocasiones, puede ser lento y desesperante.

Pero siempre hay luz al final del túnel. Nuevos escenarios de mercado dan lugar a nuevas formas para poder vender. Es por ello que Casas a Punto surge de la necesidad de buscar soluciones innovadoras para dar salida al mercado de viviendas.

Desde nuestra experiencia pensamos que hay cuatro puntos fundamentales a la hora de vender un piso:

  1. Ajustar el precio. Cuanto antes seamos conscientes de que el mercado inmobiliario ya no es lo que era, antes podremos vender nuestro piso. Se acabó aquella época en la que se vendía a cualquier precio y generalmente por encima del valor real de la vivienda. Si, además, fuimos de los que compramos en plena “burbuja” es probable que el precio real de nuestra vivienda diste bastante del que pagamos entonces.

Actualmente la competencia es dura y en nuestras manos está fijar un precio de salida que sea lo más ajustado posible. De manera que, ¡¡a por ello!!

Tendremos que estudiar el mercado y buscar aquellos pisos que se asemejen al nuestro en superficie, localización, equipación, etc. para tener una idea del valor que, a día de hoy, puede tener nuestro inmueble.

La mejor opción es realizar una tasación previa. De esta manera podemos estar seguros de que nuestra vivienda corresponde con la demanda evitando así rebajas constantes.

  1. Hacer de tu casa “un objeto de deseo”. Aquí debemos hacer un ejercicio de sinceridad y objetividad aplastante y recordar que la competencia es dura. Si visitaras tu casa, tal cual está ahora, por primera vez, ¿te apetecería vivir en ella? ¡Pues claro que sí! Es tu casa y está a tu gusto! Es por ello que hay que echar mano de la agenda del móvil e invitar a algún amig@ a cenar a casa y hacerle la gran pregunta: “Si visitaras mi casa por primera vez, ¿te apetecería vivir en ella?” Igual la respuesta nos sorprende.

¡No te desanimes! Según los estudios, la decisión de comprar o no de una casa se toma en los primeros 90 segundos. Así que, invierte un poco de tiempo y dinero en hacer de tu hogar un producto vendible: recoge, ventila, despersonaliza (quita fotos, colecciones, etc.), ilumina aquellos rincones más oscuros, arregla esa puerta que chirría o ese grifo que gotea.

Y recuerda que:

“Sólo tenemos una oportunidad para causar una primera buena impresión”

  1. Comercializar tu piso. Vivimos en la era de las nuevas tecnologías y tú todavía confías en que alguien vea ese cartel descolorido que tienes pegado en la ventana del salón.

Es el momento de hacer uso de todas las herramientas a nuestro alcance: portales inmobiliarios en Internet, redes sociales, móviles con cámaras casi profesionales…

Todas estas plataformas van a servirnos para dar visibilidad a nuestra vivienda y llegar a un montón de compradores potenciales que de otra manera hubiera sido imposible acceder a ellos.

Por este motivo es fundamental realizar un buen reportaje fotográfico que sirva de gancho para captar la atención y que haga destacar nuestro piso por encima del resto. Es fundamental acompañarlo de un texto en el que se indiquen todos aquellos datos que puedan ser de interés para los futuros compradores.

Pero cuidado con ésto, una imagen demasiado retocada o un texto excesivamente adornado puede que consiga más visitas pero no serán de calidad puesto que no responderemos a las expectativas generadas.

Es necesario que todo el esfuerzo realizado hasta ahora vea su recompensa  así que debemos concienciarnos de que, comienza una etapa en la que estaremos pegados al móvil listos para atender a cualquier llamada de un comprador potencial.

Si no pudiéramos contestar al momento no debemos demorar más de 24 horas la respuesta. Podríamos estar perdiendo a un posible cliente.

Debemos estar preparados para enseñar el piso cuando sea necesario incluso los fines de semana. Ser amables, dejar espacio y tiempo para que se visite la casa y facilitar toda aquella información que nos soliciten.

  1. Buscar ayuda profesional. Si a pesar de todo lo expuesto anteriormente seguimos sin vender nuestro piso o no tenemos tiempo o capacidad para gestionarlo lo mejor es que nos pongamos en manos de un experto. Vender una casa es una profesión y es por ello que debemos acudir a una empresa de confianza que nos aconseje y nos apoye.

Desde Casas a Punto Bizkaia gestionamos todo el proceso de compra venta desde el inicio. Dando un servicio  honesto y acorde con las necesidades de cada uno de nuestros clientes, aplicando técnicas tan novedosas como el Home Staging (puesta en escena) en el que se viste y presenta la vivienda para llegar a un mayor número de clientes.

 

Si después de todo esto no has vendido tu casa es que, en el fondo, no quieres 😉

Carmen Perfil Casas a Punto

2 Comments

  • venta de casa nueva
    2 años ago

    El precio de la casa en venta es el factor más importante para determinar la venta, más aún elegir el precio justo por la casa, es ahí donde la mayoría comete el error. Excelentes consejos! Gracias!

    • Casas A Punto
      2 años ago

      Gracias a ti por tu aportación. ¡Nos alegra que te guste!

Leave a Reply

*