Oct
25

PREPARAR LA VIVIENDA PARA ALQUILAR. PROPIETARIOS QUE LO TIENEN CLARO Y PUNTO. PARTE II

Allá por el mes de julio en Casas a Punto Bizkaia os hablábamos de propietarios que invierten dinero en sus inmuebles para ponerlos a la venta o en alquiler. Hoy vamos a retomar este tema para profundizar un poco más en él.

Años atrás preparar la vivienda para ponerla en alquiler se limitaba a acciones tales como vaciar los armarios de ropa de su antiguo propietario y quitar los restos de comida fosilizada  del congelador. No merece la pena que hablemos de la falta de limpieza (ya lo limpiará el que lo alquile) o de la falta de confort del mobiliario (total, ¡¿para qué voy a poner un sofá nuevo si me lo van a destrozar?!).

Probablemente al inquilino se le consideraba un ser genéticamente evolucionado capaz de adaptarse a las condiciones más adversas de habitabilidad, sin rechistar y, encima, ¡pagar por ello!

Quizá los inquilinos, culturalmente, no estaban preparados para tratar con respeto aquellos bienes que no fueran suyos.

Bien sea por unas cosas o por otras “el todo vale” se instaló en el mundo del alquiler.

Los tiempos han cambiado y las necesidades también. El perfil de las personas que alquilan es diferente al de hace años, así como sus gustos y preferencias. Se buscan viviendas que bien estando vacías o amuebladas cumplan unos mínimos de calidad y salubridad. Serán éstos inmuebles los que se alquilen más rápido y al mejor precio.

Por lo menos, cada vez son más los propietarios que son conscientes de este hecho y prueba de ello es el piso que os muestro a continuación.

Si estáis pensando en alquilar seguro que podréis sacar muy buenas ideas de cómo integrar elementos antiguos y modernos y de cómo ahorrar en algunas partidas de albañilería aprovechando elementos existentes.

Para comenzar os contaré que cuando su propietaria heredó esta vivienda se planteó venderla. Sin embargo, el apego y los recuerdos que le traía le hicieron pensar que era mejor alquilarla y desechar la idea de ponerla en venta.

Era consciente de que, en el estado en el que se encontraba, era difícil que pudiera tener salida en el mercado así que empezó a hacer números:

  1. Valoró qué renta podría obtener por el alquiler de la vivienda una vez reformada en función del precio que se estaba pidiendo en la zona por inmuebles de similares características. Este paso es muy importante. Un plazo razonable para recuperar la inversión realizada en una vivienda es un año o año y medio. Esto nos dará el importe que no debemos sobrepasar para la puesta a punto de nuestra vivienda.
  2. Una vez obtenida esta cifra es cuando se planteó qué reformas se iban a realizar en la vivienda. Lo más sencillo es hacer un listado de actuaciones imprescindibles y aquellas que no lo son tanto. No es una cuestión de arrasar con lo que hay sino de valorar aquellos elementos que nos pueden servir y aquellos que no. Con un importe claro de lo que nos queremos gastar es el momento de empezar a pedir presupuestos.

Con estos dos simples pasos se sentaron las bases para realizar una reforma bien estructurada.

Nos vamos a centrar en dos aspectos clave de la reforma y que son seña de identidad de esta casa:

  1. El papel de las paredes.  La casa se encontraba empapelada en su totalidad. Tres diseños diferentes para cada una de las estancias de la vivienda:

Imagen 1. Estampado de cada uno de los papeles del dormitorio principal, salón y habitación de invitados respectivamente.

 

La mayor parte de nosotros hubiera decidido acabar con este revestimiento desactualizado y cargante para la vista  bien fuera pintándolo o bien eliminándolo, enluciendo y volviendo a pintar.

La primera opción se descartó puesto que el papel estaba bastante deteriorado hasta un metro y medio aproximadamente coincidiendo con las zonas de paso. La segunda opción se iba de presupuesto.

¿Qué hacer? Puesto que los paramentos no presentaban irregularidades ni problemas de humedad o condensación se optó por mantener el papel aprovechando que, en decoración, los papeles pintados son tendencia. Se revistió con tableros de madera hasta una altura que fuera suficiente para cubrir todas las zonas dañadas. El color blanco con el que se pintaron los tableros hizo rebajar el peso visual de los estampados de papel y las molduras que complementaron el conjunto le concedieron un aspecto de clásico renovado. Se utilizó el blanco también en los elementos más grandes de la habitación como el armario y los textiles de la cama.

 

 

Imagen 2. Vistas del dormitorio principal

 

Imagen 3. Vistas del salón

Imagen 4. Vistas del dormitorio de invitados

2. El suelo y el alicatado de la cocina. Instalar una cocina nueva sabemos que lleva aparejado un gasto importe. Sin embargo era uno de los imprescindibles en la lista para poder poner en alquiler esta vivienda. Si bien no se pudo conservar ninguno de los armarios o electrodomésticos existentes si se mantuvo el suelo original de la cocina y una parte del alicatado junto a la ventana ahorrándose con ello unos cientos de euros del presupuesto de reforma.

 

 

 

Imagen 5. Detalle del suelo de la cocina y vista general.

En este caso la propietaria optó por amueblar la vivienda. Si no se contara con presupuesto suficiente es preferible no amueblar. Hay un público dentro del sector del alquiler que prefiere las viviendas vacías para ponerlas a su gusto o porque ya traen muebles propios si se han trasladado recientemente.

Como colofón a todo este proceso se recurrió a los servicios de Casas a Punto Bizkaia para realizar el reportaje fotográfico profesional, gestionar la publicación en medios on-line de la vivienda y seleccionar al inquilino más apropiado.

Como era de esperar el resultado fue todo un éxito. A las pocas horas de publicar el anuncio tuvimos una avalancha de peticiones para visitar la vivienda, se alquiló en cuestión de días por un precio superior a la media de la zona y, doy fe, que sus actuales inquilinos tratan con mimo cada uno de los elementos de la casaEs la recompensa por el esfuerzo y el cariño que se puso en este piso.

Así que, como resumen. la puesta a punto de un inmueble supone una inversión  pero CON IMAGINACIÓN Y BUEN GUSTO SE PUEDE AHORRAR DINERO. Soluciones “low cost” para un resultado de lujo.

RECORDAROS QUE EN CASAS A PUNTO BIZKAIA OS ACOMPAÑAMOS Y ASESORAMOS DURANTE TODO EL PROCESO DE COMERCIALIZACIÓN, DESDE LA REALIZACIÓN DE UN REPORTAJE FOTOGRÁFICO PROFESIONAL PARA SU PUBLICACIÓN EN PLATAFORMAS INMOBILIARIAS ON LINE, VALORACIÓN DE MERCADO, GESTIÓN DE LOS CONTACTOS RECIBIDOS, VISITAS A LA VIVIENDA Y REDACCIÓN DE CONTRATOS.

No dudéis en poneros en contacto con Casas a Punto Bizkaia si queréis más información, estaré encantada de poder ayudaros.

Carmen Castro de Miguel. Casas a Punto Bizkaia

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

*